Vender sin aceptar la herencia. ¿es posible?

La aceptación de la herencia

Aceptación tacita de la herencia

Aceptación tácita o expresa de la herencia

 

Tras el fallecimiento de una persona se abre la sucesión de sus bienes en favor de sus herederos que podrán renunciar o aceptar la herencia. La aceptación, como acto por el que se adquiere la herencia, puede ser expresa, cuando se formaliza en un documento, o tácita cuando se realizan actos que revelan tal intención.

En una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha clarificado si la transmisión a un tercero de la parte de una herencia, antes de que se realice la partición, es válida.

En el supuesto enjuiciado se plantea si es válida la venta que llevo a cabo uno de los herederos, en documento privado y a favor de un tercero, del tercio de una casa que le correspondía por herencia de su difunto padre. Se discute, entre otras cuestiones, si la venta de los bienes de una herencia antes de su partición y adjudicación se ajusta a Derecho.

Con la venta de su derecho a un extraño, señala el Tribunal Supremo, la heredera está aceptando tácitamente la herencia y su acto de disposición no es del ius delationis, sino de la parte de herencia que acepta por este mismo acto y, por ende, ha adquirido ya el bien o parte del mismo objeto de la herencia. La venta de la totalidad del inmueble, si que hubiera supuesto una vulneración de la legalidad, pero la heredera transmitió únicamente su tercio, aceptando así la herencia y disponiendo de lo que le correspondía. En todo caso, según doctrina vigente,

la aceptación tácita de una herencia requiere “actos claros y precisos que revelen voluntad inequívoca de aceptar la herencia”.

 

El negocio jurídico de la venta, recalca la sentencia, implica la aceptación tácita de la herencia. A falta de partición y adjudicación, actos formales que no impiden la adquisición del dominio sobre el objeto de la herencia, la heredera transmite por compraventa su derecho sobre la finca cuya venta de la parte indivisa es válida, tal y como reconoce el Código Civil.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.