Vuelta al cole ¿ qué hacer si los padres no se ponen deacuerdo?

 


Custodia compartida en tiempos de #COVID19 

La vuelta al cole de este año viene marcada por los protocolos de seguridad que se están implantando en los colegios y en las Comunidades Autónomas.

Esta situación lleva a muchos padres a preguntarse si es seguro que sus  hijos acudan al colegio. Esto, además se complica cuando esos padres y madres mantienen un régimen de custodia compartida, y ambos sostienen posturas distintas ante esta situación . Cada vez tenemos más progenitores que nos plantean  que hacer si uno quiere llevarlo al colegio en sus días de custodia y el otro progenitor, no lo lleva porque no le da seguridad. 

Educación infantil o preescolar en tiempos de #pandemia


Ante esta situación, lo primero que hay saber es que en España, la educación no es obligatoria hasta los 6 años. Esto significa quien los padres pueden decidir libremente si llevan o no a sus hijos a la guardería o si por el contrario les dan formación en casa o, en muchos casos, dejarlos con los abuelos. Es frecuente en estos momentos que muchos padres y madre prefieran contratar a un profesor para que imparta clases a su hijo pequeño. En estos casos, no hay problema. Pero que sucede si los progenitores han decidido de mutuo acuerdo que su hijo iba a la guardería o preescolar y ahora uno de los progenitores cambia de opinión y de code que no asista a la guardería. Indiscutiblemente, si no existe acuerdo  hay que ir al juez.

 

Educación desde 6 a 16 años en tiempos de #pandemia

Todos los niños tienen el derecho a recibir educación

 

De los 6 a los 16 años todos los niños tienen el derecho a recibir educación y, por tanto, privarles de este derecho sí que puede contravenir la ley con consecuencias legales para sus progenitores. De hecho, el Ministerio de Educación ya ha puesto de manifiesto  que esos casos serán tratados como absentismo escolar y los padres podrían ser multados si los departamentos de Asuntos Sociales así lo convienen. 

Privar a un hijo del derecho a recibir educación puede contravenir la ley 


Un progenitor quiere que su hijo vuelva al colegio y el otro no quiere.  ¿Que hacer?

Ante la amenaza del peso de la ley, uno de los progenitores podría estar de acuerdo finalmente con llevar al niño a la escuela y el otro progenitor no debido a su sensación de falta de seguridad. En ese caso, el problema es aún mayor y, en caso de falta de acuerdo total, debería intervenir un juez de familia

Se plantea como un proceso judicial rápido, que no necesita abogado ni procurador, ya que se trata como un conflicto en el ejercicio de patria potestad. Cuando recae sobre los dos progenitores y afecta a temas relacionados con la salud de los pequeños, su desarrollo, o la educación, cuando los padres no se ponen de acuerdo se somete a criterio del juez. El progenitor que quiera lo presenta en el juzgado de familia y lo somete al juez», explica Delgado.

Lo importante, en este caso, es que «no es un callejón sin salida, porque al final será el juez el que establezca una decisión en base al interés superior del menor«, nos cuenta. Sin embargo, para llegar hasta ese punto, previamente ambos progenitores han tenido que chocar frontalmente en la decisión sobre si ir al colegio o no, así que, aunque sea un callejón con solución final, el camino para llegar hasta ahí es pedregoso y oscuro. 

«Estas diferencias se veían, sobre todo, en otras decisiones sobre si debía hacer la comunión o no, un cambio de colegio o la formación religiosa, pero ahora ya están empezando a llegar consultas sobre si ir o no al colegio y, durante el estado de alarma, también sobre el cumplimiento del régimen de visitas», explica el abogado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *