Medidas Provisionales Previas o Coetáneas

Regular la situación de los cónyuges e hijos mientras se sustancia la separación o divorcio

Medidas provisionales previas o coetáneas

Cuando se dan las causas de separación, divorcio o nulidad la ley contempla la posibilidad de solicitar unas medidas provisionales ( si se solicitan con anterioridad a la interposición de la demanda) o coetáneas ( si se solicitan junto con la demanda de separación, divorcio o nulidad) cuya finalidad es regular la situación de los cónyuges e hijos mientras se sustancia el procedimiento de separación, divorcio o nulidad.

Las medidas provisionales , tal y como hemos apuntado más arriba, las podemos solicitar en la misma demanda o previamente a la interposición de la demanda, en cuyo caso las medidas que se dicten por el Juez quedarán supeditadas a que se interponga la correspondiente demanda de separación o divorcio en el plazo de treinta días.

Cuando los cónyuges no logran un acuerdo sobre las medidas que rigen la vida familiar mientras se tramita el divorcio

Es importante resaltar que aunque no es obligatorio solicitar de estas medidas si que es muy recomendable, cuando los cónyuges han tomado la decisión de cesar definitivamente en su convivencia y no llegan a ningún acuerdo entre ellos en lo concerniente a las medidas que deben regir en dicha ruptura. En estos caso se hace no solo necesario sino imprescindible recabar el auxilio judicial para que se establezcan de manera provisional las medidas que han de regir mientras se dicta la sentencia de divorcio.

Como su nombre indica, las medidas provisionales, se utilizan para que el Juez regule una serie de cuestiones provisionalmente mientras se resuelve el procedimiento principal de divorcio ya que el tiempo que puede durar un procedimiento de divorcio en el juzgado suele ser de más de 1 año.

Efectos de las medidas provisionales

Estas medidas prestan una especial atención a los intereses de los hijos del matrimonio y en líneas generales se pronuncian sobre los siguientes extremos:

Patria potestad y guardia y custodia los hijos menores.

Régimen de visita, comunicación y estancia de los hijos.

Prohibición de salida del territorio nacional de los hijos menores cuando exista riesgo de sustracción.

Sometimiento a autorización judicial previa de cualquier cambio de domicilio del menor.

Atribución del uso del domicilio familiar.

Atribución del uso del ajuar doméstico.

Contribución a las cargas del matrimonio (aquí se incluirá la solicitud de pensión de alimentos de los hijos y cualquier otro concepto como carga de la familia, hipoteca, préstamos, etc.) y las bases de actualización.

Solicitud de litis expensas.

Determinación de las reglas de administración y disposición de los bines comunes y privativos.

Medidas referentes los hijos menores

Ejercicio de la patria potestad

Las medidas referentes a los hijos dispondran por una parte a que progenitor se atribuirá la patria potestad. Generalmente la patria potestad continúara siendo compartida por ambos salvo casos excepcionales de malos tratos o agresiones sexuales a los menores.

Atribución de la guardia y custodia de los hijos

Las medidas provisionales también harán el oportuno pronunciamiento en cuanto al régimen de custodia de los menores y con quien de los dos los progenitores se quedarán los hijos, y por tanto el régimen de visitas que podrá disfrutar el otro progenitor o por el contrario si la custodia será compartida entre el padre y la madre- custodia compartida-.

La pensión de alimentos.

Las medidas provisionales tambien recogerán la cantidad que debe satisfacer cada progenitor para el mantenimiento de los hijos, esto es: la pensión de alimentos.

Medidas referentes a la vivienda familiar

En las medidas provisionales también ha de quedar establecido a qué cónyuge se atribuirá el uso de la vivienda familiar. Generalmente el juez concederá su uso (el uso, no la propiedad, que no se verá afectada) a los hijos y al progenitor que obtenga la guardia y custodia de los niños.

Medidas referentes a las cargas del matrimonio

Las medidas provisionales tambien regulará, en función de la capacidad económica de cada cónyuge, la cantidad con la que cada uno deberá contribuir a las cargas de la familia (obligaciones, gastos…)

En el aspecto económico, es importante tener en cuenta que el juez también tiene la potestad de asegurar el pago de la pensión  mediante las llamadas medidas cautelares (por ejemplo, ordenando el embargo del sueldo, la constitución de una hipoteca de garantía, aval etc.)

Medidas respecto al régimen económico matrimonial

El régimen económico matrimonial no podrá ser liquidado hasta que el juez dicte la sentencia en el procedimiento de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Sin embargo, en el caso del régimen de gananciales, el juez podrá establecer las medidas que considere oportunas para proteger el patrimonio ganancial mientras dure la tramitación del correspondiente procedimiento matrimonial.

Procedimiento de las medidas provisionales o coetáneas

Una vez solicitadas la medidas provisionales en junto a la demanda de separación o divorcio, juez citará a las partes a una comparecencia en la que se discutirá sobre las medidas solicitadas en la demanda y tratará de que las partes alcancen un acuerdo; si éste se logra no será vinculante ni limitará las pretensiones que tenga cada una de las partes en el procedimiento principal (aunque en la práctica, hay que decir que si que influyen…).

Si tal acuerdo no se logra, tras la práctica de la prueba, resolverá el juez mediante un auto contra el que no cabrá interponer recurso.

Por su parte, las medidas provisionales también pueden ser solicitadas, en el escrito de contestación a la demanda que presente, en su caso, el/la demandado/a.

Una vez adoptadas las medidas, se continuará con la tramitación del procedimiento principal de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Estas medidas quedarán sin efecto cuando sean sustituidas por las que se recojan en la sentencia que ponga fin al procedimiento (medidas definitivas), o cuando éste termine de otro modo, por ejemplo, por fallecimiento de los cónyuges o por su reconciliación.

Las medidas definitivas podrán ser modificadas siempre que pueda acreditarse un cambio SUSTANCIAL de las circunstancias que habían en el momento de dictarse sentencia (pérdida del trabajo y con pocas expectativas de encontrar uno nuevo, disminución o incremento significativo del sueldo, enfermedad, cambio duradero de lugar de residencia, convivencia marital con otra persona, trabajo continuado y remunerado de los hijos etc).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *