El Tribunal Supremo confirma el derecho a acumular el permiso de lactancia en jornadas completas

 

La Sala Cuarta de lo Social del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia que confirma el derecho a acumular el permiso de lactancia en jornadas completas, tomando como referencia hora de ausencia que reconoce la ley y no la opción de media hora de reducción de jornada alternativa, como venían haciendo algunas empresas.

La resolución del Tribunal Supremo expone que el permiso por lactancia natural es un derecho necesario relativo, que, según establece el  artículo 37.4 del Estatuto de los Trabajadores, se concreta en poder ausentarse del trabajo durante una hora, con los incrementos proporcionales en los casos de parto múltiple (es decir, si se tienen mellizos se pueden pedir dos horas de lactancia).

El artículo 37.4 del Estatuto de los Trabajadores establece un permiso de lactancia hasta que el bebé cumple 9 meses.

El permiso, que pueden tomar el padre o la madre (solo uno de los dos)  se puede disfrutar tomando una hora libre dentro de la jornada laboral o reduciendo la jornada en media hora. Es decir, entrando a trabajar 30 minutos más tarde o saliendo 30 minutos antes.

La acumulación del permiso de lactancia en jornadas completas debe calcularse, al menos, sobre la hora de ausencia

La negociación colectiva o el pacto individual pueden mejorar el permiso de lactancia (algunos convenios colectivos lo prolongan hasta que el bebé cumple un año)  y establecer la opción de acumular el permiso de lactancia en jornadas completas.

El Tribunal Supremo ha indicado que la acumulación del permiso de lactancia en jornadas completas debe calcularse, al menos, sobre la hora de ausencia y no sobre la otra opción de sustitución por reducción de jornada que deja el permiso diario en media hora.

Cuando la vuelta al trabajo suponga algún riesgo para la lactancia materna, la empresa cambiará a la trabajadora de puesto

Cuando la vuelta al trabajo  puede suponer algún riesgo para la lactancia materna, la empresa debe cambiar a la trabajadora de puesto y, si no es posible, la trabajadora tiene derecho a que se suspenda temporalmente su contrato y a cobrar una prestación por riesgo durante la lactancia. Es decir tiene la lactancia tiene la misma protección que el embarazo.

Además, recientemente una abogada del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dicho que el trabajo nocturno puede suponer un riesgo para la lactancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *