Derechos de los abuelos

 

 

Derecho de los abuelos
La importancia que los españoles damos a las relaciones de los menores con sus abuelos encuentra un claro reflejo en nuestro Derecho en varios artículos del Código civil.

Con carácter general, el artículo 160 del Código Civil establece que:

No podrán impedirse sin justa causa las relaciones personales del menor con sus hermanos, abuelos y otros parientes y allegados.


Al objeto de hacer efectivo este derecho de los menores a relacionarse con sus abuelos, el artículo 90 Código Civil contempla en su apartado b) la posibilidad de que el convenio regulador de las crisis matrimoniales incluya,

“Si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos”,

También el artículo 94 del Código Civil recoge la posibilidad de que sea el juez quien, previa audiencia de los padres y de los abuelos, determine

“el derecho de comunicación y visita de los nietos con los abuelos, conforme al artículo 160 de este Código, teniendo siempre presente el interés del menor”.

El marco normativo se completa con el artículo 103.2ª CC -que recoge la posibilidad de que durante la sustanciación de los procedimientos matrimoniales los hijos se encomienden excepcionalmente a personas distintas de los padres, mencionándose expresamente a los abuelos- y con el artículo 161 CC -referido a las relaciones personales de los menores en situación de desamparo-.
Todas estas normas citadas tienen un origen relativamente reciente. Es la Ley 42/2003 la que, modificando el texto del anterior artículo 160 CC, menciona por primera vez de modo explícito el derecho de los menores a relacionarse con sus abuelos, aunque la jurisprudencia venía ya haciendo aplicación de esta idea con anterioridad. También en algunas leyes autonómicas dictadas en el presente siglo encuentra el citado derecho consagración legislativa: artículo 236-4 del Código civil de Cataluña, artículo 60 del Código del Derecho Foral de Aragón, o artículos 5.3 y 11.2 in fine de la Ley del País Vasco 7/2015, de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores.

“Puede decirse que el fundamento último del derecho a relacionarse con los abuelos es el principio de libre desarrollo de la personalidad consagrado en el artículo 10 de la Constitución. De ahí que la relación de los nietos con los abuelos no sea, propiamente, un derecho de éstos”

Dicho lo anterior, desde Maldonado & Abogados estamos firmemente comprometidas con este derecho que ahonda sus raíces en el papel fundamental que los abuelos desempeñan. Siendo figuras de cohesión y de transmisión de valores en la familia. Son agentes de solidaridad por excelencia de la sociedad civil y los poderes públicos asegurarán dicha socialización para que exista la estabilidad afectiva y personal del menor, a tenor del mandato contemplado en el propio artículo 39 de la Constitución, que asegura la protección social, económica y jurídica de la familia (Exposición de Motivos de la Ley 42 de 2003 de 21 de noviembre, que modificó el art. 160 del Código Civil , arriba citado).

Un “derecho a relacionarse” que favorece una comunicación afectiva beneficiosa para el menor, y que comprende desde la comunicación telefónica hasta la posibilidad de estancias más prolongadas que unas horas de visita, incluso tempo­radas más o menos breves en las que el menor reside en compañía de abuelos, parientes o allegados.

Derechos de los abuelos

Derechos de los abuelos