Consecuencias fiscales y ante la Seguridad Social del divorcio

Si estás separado o divorciado te interesa conocer qué tratamiento fiscal tienen en el IRPF las pensiones por alimentos y compensatorias, así como las implicaciones del divorcio para tu hipoteca y la vivienda, en caso de tenerla.

Una de las preguntas que con mayor frecuencia encaran las parejas en trámites de disolución matrimonial es saber cuales son las consecuencias fiscales de un divorcio o separación judicial. De nuevo, os recuerdo cuales son los factores que hay que tener en cuenta para cumplir con las obligaciones que nos señala Hacienda en caso de separación o divorcio.

La Declaración de la Renta: el pago de pensiones y la vivienda

Entre las consecuencias más evidentes tras una ruptura se encuentra el tema de la Declaración del IRPF, especialmente si antes tu pareja y tú la hacíais de forma conjunta. Ahora, al tener que hacerla por separado, provoca que tu relación con Hacienda sea diferente.

Tu liquidación de impuestos va a depender de las condiciones pactadas en el Convenio Regulador, por ejemplo, el quien permanece en la vivienda familiar y quien hace frente al pago de las pensiones.

Los datos del INE reflejan que el pago de la pensión compensatoria es algo reservado para un porcentaje bajo de divorcios, y que mayoritariamente la paga el varón. De esta forma en 2016, de los 95.501 divorcios en parejas heterosexuales registrados en España, los esposos se hicieron cargo del pago de esta pensión en 7.755 casos por los 733 de las esposas, tanto en divorcios de mutuo acuerdo como en contenciosos. Recordamos que la pensión compensatoria es aquella destinada a paliar un desequilibro económico entre los cónyuges después de la ruptura, de modo que no suponga un grave empeoramiento en la calidad de vida de ninguno de ellos.

En cuanto a la pensión alimenticia, esta sí es habitual en los divorcios con hijos en común ya que se trata del dinero que pasa uno de los cónyuges al otro para el cuidado diario de los pequeños (alimentos, ropa, material escolar… no se incluyen en esta pensión los gastos extraordinarios).

La pensión de alimentos y la pensión compensatoria se desgravarán siempre que consten en sentencia

En ambos casos, tanto la pensión de alimentos como la pensión compensatoria hay que tenerlas en cuenta para hacer la Declaración. Aunque, y casi siempre hay un pero, la Agencia Tributaria establece que se podrá desgravar siempre que esté fijada de manera judicial por lo que no se incluirían las de la sociedad postganancial.

Por su parte, quien recibe la pensión alimenticia está exento de tributar por este ingreso, pero sí deberá hacerlo por la pensión compensatoria al considerarse un rendimiento del trabajo no sometido a retención.

Cuando es efectivo el divorcio para Hacienda

A efectos fiscales, ¿cuándo se hace efectivo el divorcio? Hacienda echa cuentas a 31 de diciembre, y contará la situación que vivas en ese día. Da igual si tu ruptura fue en febrero que en el mismo diciembre, en ese ejercicio ya tendrás que declarar como persona física.

No obstante, con carácter general el progenitor que tenga la guardia y custodia de sus hijos podrá declarar como unidad familiar. ¿Qué sucede con la custodia compartida? Los ex cónyuges tendrán que ponerse de acuerdo para ver quién incluye a los hijos en la declaración ya que estos solo pueden formar parte de una unidad familiar.

No hay que olvidar que la Justicia está dirimiendo qué considera pensión alimenticia, a raíz de las reclamaciones de los contribuyentes ya que Hacienda no incluía los gastos derivados más allá de la manutención. En este 2017 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid se pronunció al respecto estableciendo, en contra del criterio de Hacienda, que sí se pueden desgravar los pagadores del pago completo de esta pensión

En cuanto a la vivienda, tras el divorcio la persona obligada a mudarse podrá seguir deduciendo el 15% de su gasto de la hipoteca por la que era su hogar habitual. Habrá que tener en consideración que si se decide vender las propiedades hay que tributar por ello.

Retenciones en la Seguridad Social

Cuando te divorcias hay que ponerlo en conocimiento en tu centro de trabajo, o en tu asesoría ya que ello influirá mensualmente en tu nómina.

En tu relación con la Seguridad Social tras el divorcio hay más factores que vas a tener que valorar. Por ejemplo, si tu tarjeta sanitaria es beneficiaria de la del cónyuge que cotiza, aunque en este caso no pierdes tus derechos. También, con la vista puesta en el futuro, puedes preguntarte qué pasará con una posible pensión de viudedad. En estos casos, por lo general, no tendrás derecho a recibir ningún pago por parte de la Administración salvo que en vida recibieses una pensión compensatoria.

Como siempre te recomendamos, lo mejor que puedes hacer es anotar todas las dudas que tengas e informarte con tu abogado especialista en Derecho de Familia, que pondrá a tu disposición de forma fácil, rápida, toda la información que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *