Bajas laborales por coronavirus

Pandemia Covid19

Entra en vigor la norma que considera los aislamientos por coronavirus como baja laboral por accidente

El real decreto-ley que incluye la consideración excepcional como situación asimilada a accidente de trabajo de los periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras como consecuencia del virus Covid-19 ha entrado en vigor este jueves.

El artículo quinto de la norma, que entra en vigor este jueves, establece que, al objeto de proteger la salud pública, se considerarán, con carácter excepcional, situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social, aquellos periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocado por el virus Covid-19.

En ambos casos la duración de esta prestación excepcional vendrá determinada por el parte de baja por aislamiento y la correspondiente alta. Además, se fija que podrá causar derecho a esta prestación la persona trabajadora por cuenta propia o ajena que se encuentre en la fecha del hecho causante en situación de alta en cualquiera de los regímenes de Seguridad Social.

La fecha del hecho causante será la fecha en la que se acuerde el aislamiento o enfermedad del trabajador, sin perjuicio de que el parte de baja se expida con posterioridad a esa fecha.

De esta forma, el Gobierno cambia el criterio respecto al aislamiento, ya que hace menos de dos semanas la Seguridad Social aclaró en una nota que los trabajadores en aislamiento preventivo por el virus se consideraban en situación de incapacidad temporal (baja laboral) por enfermedad común, si cumplían los demás requisitos y conforme al régimen de la Seguridad Social.

Todos los trabajadores infectados con el coronavirus o que se encuentren aislados en casa en cuarentena tendrán derecho a tramitar bajas por enfermedad profesional y no por enfermedad común siempre y cuando estén dados de alta en la Seguridad Social. Esto supone que la prestación se eleva al 75% de la base reguladora y que se cobra desde el día siguiente a la baja laboral y con cargo a la Administración.

¿Quién se hace cargo de las bajas de los enfermos por coronavirus?

En un principio, la baja por coronavirus se consideró enfermedad común, pero el Gobierno cambió de criterio y tras la publicación del real decreto ley con medidas extraordinarias se incluyeron estos casos y los aislamientos por cuarentenas dentro de las incapacidades temporales por accidente de trabajo. Este cambio en la norma conlleva que la prestación se eleve desde el 60% hasta el 75% y que se cobre desde el día siguiente al de la baja laboral. En las bajas por enfermedad común se cobra el 40% entre el 4º y el 20º día y el 75% a partir de esa fecha. Además, si el convenio de la empresa lo establece, se complementará de forma íntegra el sueldo del trabajador hasta el 100%.

¿Pueden cobrar esta prestación también los autónomos?

La medida, en vigor desde el pasado 12 de marzo, se aplica tanto a empleados por cuenta ajena como por cuenta propia y supondrá «un alivio para autónomos y empresas, especialmente pymes, que, desgraciadamente, comienzan a verse muy afectados por esta emergencia sanitaria mundial», destaca el socio fundador de Valio Consulting, Yannick Charton.

¿Qué requisitos tiene que cumplir el trabajador?

No se exige periodo de cotización previo, aunque hay que encontrarse en situación de alta. La cotización será a cargo de la empresa y del trabajador en los mismos términos que en cualquier situación de incapacidad temporal, tal y como puntualizan desde Comisiones Obreras.Tras el real decreto del sábado, la baja por coronavirus, junto a los aislamientos por cuarentenas se incluyen como incapacidades temporales por accidente de trabajo

¿Cómo se tramitan las bajas laborales por contagio de coronavirus?

Dado que se prioriza que los contagiados queden aislados, no es necesario el desplazamiento del enfermo al centro de salud. Tras llamar al número habilitado en cada Comunidad Autónoma, la Autoridad Sanitaria en Salud Pública tras la visita de los médicos de urgencia a domicilio a los trabajadores en aislamiento preventivo deberán comunicar por correo electrónico a los facultativos de Atención Preventiva y a la Inspección de Servicios Sanitarios de cada comunidad qué trabajadores pueden recibir la prestación. Los médicos de Atencón Primaria, final,ente, serán quienes compruben los requisitos necesarios y emitan las bajas laborales. Los inspectores médicos deberán hacer un seguimiento y supervisión temporal de los trabajadores en incapacidad temporal por aislamiento preventivo.

¿Qué pasa con los trabajadores en grupos de riesgo?

Las personas que formen parte de grupos de rieso deberán acogerse a las medidas de prevención puestas en marcha por cada empresa para proteger la salud de su plantilla. En estos supuestos no están ondicados el inicio de procesos de incapacidad temporal, las compañías deben proteger a este grupo con teletrabajo, vacaciones u otros planes de contigencia.

Otro tipo de bajas

¿Qué ocurre si tengo que tramitar otro tipo de baja temporal?

La premisa fundamental es no salir de casa ni desplazarse. Si hay que pedir la baja por otro motivo, recoger algún tipo de prueba o se tiene una consulta médica, se debe llamar al centro de salud y pedir una cita telefónica con si médico de familia o enfermera. Todos los centros de salud están reforzando las consultas telefónicas para evitar que los pacientes salgan de casa.

¿Va a ayudar a las empresas el cambio de criterio del Gobierno?

El director de Randstad Research, Valentín Bote, ha afirmado que las medidas adoptadas por el Gobierno, tales como considerar a los trabajadores afectados o aislados como baja temporal por accidente de trabajo «permitirá aliviar notablemente los costes de las empresas». Desde Randstad calculan que las medidas laborales del Gobierno podrían evitar a las empresas más de 405 millones de euros de impacto económico por costes laborales.

¿Qué coste tendrá esta medida para las arcas del Estado?

Si se toma un escenario extremo de posibles infectados similar a la cifra de los afectados por la gripe el año pasado en el que se vio afectada el 1,44% de la población en edad de trabajar -un total de 287.955 personas-, el impacto en términos de costes laborales, es decir, salarios más cotizaciones, sería de 735,3 millones de euros en toda España, con una media por trabajador de 2.554 euros al mes, tal y como señalan desde Randstad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *