Puedo colgar en redes sociales el festival de mi hijo?

Estamos acabando un mes de diciembre repleto de un sinfín de festivales, Belenes, y concursos de villancicos en los colegios que en muchos casos ha producido una honda emoción y satisfacción de unos padres que, cámaras en mano, se han afanado en la tarea de grabar la función artística de su retoño.

Cada vez, es más habitual que estás grabaciones e imágenes se  suban a la las redes sociales correspondientes.  Sin embargo el post de hoy viene con la intención de aclarar y avisar de las posibles consecuencias de un asunto que se produce a menudo.

En primer lugar decir que el tema no es baladí. Por el contrario es un  asunto que cada vez se torna más  polémico porque cada vez hay más padres que se oponen de manera formal a que sus hijos sean  expuestos sin control en las redes sociales.S Son muchos los que me preguntan donde está realmente el límite. Qué dice la ley en este sentido…?

Lo primero que os recomiendo es echar un vistazo a la guía publicada por la Agencia Española de Protección de Datos que contiene más de 80 preguntas y respuestas con la finalidad de dejar claro este asunto: Los familiares de los alumnos que participan en un evento abierto pueden tomar imágenes, «siempre y cuando sean captadas para su uso personal y doméstico». Pero también advierte de que si las imágenes obtenidas se difundieran fuera del ámbito privado, familiar y de amistad, «por ejemplo, mediante su publicación en internet accesible en abierto», los familiares asumirían la responsabilidad por compartir esta información con terceros sin el consentimiento previo de los interesados. Es decir, pueden publicarse en redes sociales sólo si la publicación está restringida a uso privado.

Sanciones
La sanción mínima que la Ley Orgánica de Protección de Datos prevé cuando se hace un uso indebido y sin autorización previa de la imagen de una persona es de 900 euros.
Las multas, de hecho, pueden alcanzar los 600.000 euros.
La Agencia Española de Protección de Datos, en su informe de 30 de septiembre de 2016, de hecho recoge la sanción de 900 euros impuesta a un colegio por haber publicado fotografías de un alumno en su página web sin haber recabado previamente la autorización de los padres.
Lo segundo que os quiero recordar, y que no podéis olvidar es  que los centros educativos solicitan a principio de curso la autorización de los padres para poder obtener imágenes de los alumnos en las distintas actividades que organiza el centro a lo largo del año, permiso que si bien puede ser modificado en cualquier momento y para un evento concreto, se mantiene vigente todo el curso escolar y que en muchos casos puede que lo desconozcamos pero que existe y  la consecuencia de ese  documento es que cualquier publicación por nuestra puede acarrearnos algun que otro problema…

Ánimo y Feliz Navidad a todos!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *