Los edificios residenciales de la almendra central de Madrid podrán convertir su uso en hotelero u hospedaje.

Nulidad de la Instrucción 1/2017 en lo relativo a los artículos 8.1.22, 8.1.23 y 8.1.28 de las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997.

Los magistrados ratifican la nulidad de la Instrucción 1/2017 en lo relativo a los artículos 8.1.22, 8.1.23 y 8.1.28 de las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997.

El Tribunal Supremo ha anulado la instrucción del anterior Ayuntamiento de Madrid liderado por Manuela Carmena que pretendía impedir que edificios residenciales en la almendra central o con patio de luces convirtieran su uso en hotelero u hospedaje.

Así consta en la sentencia en la que se rechaza el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Madrid contra la sentencia de diciembre de 2017 dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Los magistrados ratifican la nulidad de la Instrucción 1/2017 en lo relativo a los artículos 8.1.22, 8.1.23 y 8.1.28 de las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997.

Se trataba de frenar la progresiva terciarización del centro de Madrid

El entonces delegado de Desarrollo Urbano Sostenible José Manuel Calvo explicó que la instrucción intentaba aclarar las diferencias entre uso y clase de uso para frenar la progresiva terciarización del centro»y que éste acabara como un «parque temático».

Con ello se trataba de impedir que edificios residenciales pasaran a usos terciario (hotelero/hospedaje), siendo aplicable solo a la almendra central y a los edificios con patio de luces.

El PP, con el actual alcalde José Luis Martínez-Almeida en la oposición, la calificó de «ilegalidad» y decidió llevarlo a los tribunales.

El TSJM estimó en diciembre de 2017 el recurso del PP, alegando que la instrucción «vulnera de forma flagrante» varios artículos del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Instrucción dictada por un órgano manifiestamente incompetente

En concreto, detallaba que la instrucción se dictó por un órgano «manifiestamente incompetente», ya que al tratarse de una modificación «de una parte esencial» del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ésta se debería haber aprobado en el Pleno y, posteriormente, por la Comunidad de Madrid.

Desde Más Madrid han explicado que la resolución del Supremo no cambia nada la situación actual ya que esa instrucción «antigua», meramente «instrumental» hasta la elaboración del Plan Especial, ya estaba anulada por el TSJM que admitió en su día el recurso interpuesto por el PP.

La normativa en vigor al respecto es el Plan Especial, que también está recurrido ante el TSJM.

La formación recurrió en casación ante el Supremo la resolución del TSJM, que ahora ratifica el alto tribunal». «En cualquier caso, y según Más Madrid la normativa en vigor al respecto es el Plan Especial, que también está recurrido ante el TSJM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *