Previsión en las empresas familiares

Según los últimos datos publicados sobre la empresa familiar más de la mitad de la desaparición de las empresas familiares se debe a una falta de previsión en la sucesión de la primera a la segunda generación.

Tal y como he publicado en anteriores post,  en España el 90% del tejido empresarial son empresas familiares y, de ellas, apenas un 1% llega a la 4ª generación.

Por tanto son los problemas familiares relativos al relevo generacional y su falta de previsión, y no problemas económicos lo que provoca que estás empresas desaparezcan en el tiempo.

Tenemos un caso reciente en España: Porcelanas Lladró, que terminó siendo vendida. Yo estoy toy convencida que se podía haber evitado si hubieran realizado en su momento un plan de sucesión pacífica con armonización de los sucesores de las tres ramas familiares de los fundadores plasmado en un específico protocolo familiar.

El Protocolo familiar, no solo sirve para generar confianza en la familia empresaria sino que también aumenta potencialmente la armonía familiar ya que garantiza  la eficiencia empresarial y con ello la continuidad de la empresa.

No obstante, a pesar de sus ventajas y de que cada día hay un mayor conocimiento de la importancia de tener un Protocolo familiar, todavía es un instrumento poco utilizado por los negocios familiares. Según  los datos del Instituto de la Empresa Familiar sobre el estudio de “La Empresa Familiar en España 2015”, solamente un 8,9% de las empresas cuentan con un Protocolo familiar por escrito. Un 9,5% de los negocios estudiados lo estaban valorando o empezando el proceso para tener uno. Un 77,8% de los encuestados no consideraba necesario tener uno y un 3,7% no sabían lo que era. ¿En vuestra empresa familiar ya habéis elaborado un Protocolo familiar?

 

Os recomiendo que lo valoréis. El empresario familiar debe abordar el tema de la sucesión en vida cuando goza de buena salud. Así ayudará a la transición pacífica de su negocio familiar. Es fundamental que tenga un enfoque integrador que englobe a tres generaciones:

Fundador(1ª generación): asesorando con su experiencia y talento.

Hijos (2ª generación), acoplando los valores tradicionales heredados a las necesidades de los mercados actuales y

Nietos (3ª generación), para que se vayan empapando de la cultura familiar y a su vez aporten su excelente preparación, para que todo lo invertido por sus padres en su formación quede en beneficio del negocio familiar. Es la forma de evitar la fuga de talentos.

A continuación os hago un pequeño resumen del contenido mínimo que ha de recoger un protocolo:

Familia
Miembros de la familia firmantes del protocolo
Generaciones
Ramas familiares
Historia de la empresa 
Breve historia de la empresa familiar
Trayectoria generacional
Hechos relevantes
Situación actual
Valores
Valores y tradición en la empresa
Valores y tradición en la familia
Visión empresarial
Órganos de gobierno
Consejo de Familia
Junta General de Accionistas
Consejo de Administración
Dirección General
Incorporaciones a la empresa familiar
Normas y condiciones de acceso
Formación
Comité de Evaluación y nombramientos
Remuneración y propiedad
Política de dividendos
Valoración de las participaciones
Transmisión de las participaciones
Liquidez
Normas de remuneración
Acceso y distribución de la propiedad
Capitulaciones matrimoniales y políticas testamentarias
Regímenes económicos matrimoniales
Separación y divorcio
Usufructos
Patrimonio empresarial y no empresarial
Conducta empresarial y social
Compromiso con la responsabilidad ante los empleados, proveedores y clientes
Directivos y ejecutivos no familiares
Mantenimiento del nombre y marca comercial en relación al familiar
Operaciones arriesgadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *