Herederos que no aceptan ni renuncian a la herencia

    Un problema muy frecuente en las herencias es el de los herederos que no hacen absolutamente nada, y dado que la partición de la herencia hay que hacerla unánimemente,  no cabe repartir bienes si no se ha aceptado la herencia,  por lo que el heredero que ni acepta ni renuncia a la herencia,[…]